Skip to main content

Sesiones de RESFO, sin peligro y sin dolor

Sesiones de RESFO

Una ayuda terapéutica eficaz, sin peligro y sin dolor

 

Las sesiones de RESFO permiten actuar sobre las disfunciones que para la medicina son imposibles de tratar. Es por eso que su eficacia, probada sobre miles de personas, hace de ella un complemento necesario.. 

Una sesión de RESFO no presenta ninguna contraindicación, es decir que no es peligrosa para nadie sean cuales sean sus síntomas o su edad.
 
En el curso de una sesión de RESFO, el paciente no percibe sensación desagradable alguna, al contrario experimenta a menudo una distensión. Siente un estado de relajación y de bien estar tal que intenta prolongarlo permaneciendo estirado sobre la camilla, aún cuando la sesión ha terminado.
 
Una ayuda terapéutica eficaz ¿por qué?
 
Las funciones celulares dependen de la lectura de los genes transmitidos de generación en generación, y de células a células. Así en todas las células del cuerpo, nacidas de la división y la multiplicación de la primera célula unión del espermatozoide y del óvulo de los padres, hay el mismo genoma, el mismo conjunto de genes. Sin embargo las células de los diferentes órganos tienen funciones diferentes, especializadas, gracias a una lectura adaptada a la especialización de cada una de ellas. Ciertos genes son leídos o no (activados o desactivados), según la acción momentánea que deba hacer la célula. Se comprende muy bien que una disfunción celular podrá ser debida, sea a una lectura de genes no desactivados, cuando deberían estarlo, sea a una mala lectura de los genes activos, lectura incorrecta o inadaptada al momento de esta función.
 
En medicina no existe ningún medio para actuar sobre una tal disfunción.
 
También, siendo el genoma el mismo en todos los humanos, buscamos con otro médico francés, André Secondy (fallecido accidentalmente en 1988), un modelo de resonancia vibratoria celular que sería, a imagen del genoma, común a miles de individuos de cualquier edad, de cualquier sexo y de cualquier raza. Cuidando que la estimulación experimental utilizada no sea interpretada por la mente psíquica de la persona, el fenómeno de resonancia vibratoria subsiguiente a esta estimulación no puede ser entonces sino consecuencia del resultado de la lectura de los genes celulares activos. Esta búsqueda necesitó más de doce años de medidas experimentales y se acabó en 1985 por la puesta en evidencia de ese modelo al que llamamos Organigrama Holoenergético. La utilización de dicho modelo independiente del practicante en RESFO, le da a éste último un simple papel de diagnóstico y el poder de transferencia de la información terapéutica se produce gracias a los fotones solamente. Esta acción no utiliza para nada al hombre, ser imperfecto, como medio de transferencia, sino gelatinas de color que han sido determinadas mediante la experimentación.
 
Una ayuda terapéutica sin peligro ¿por qué?
 
Por su carácter universal, el funcionamiento común al conjunto de los hombres, no puede ser definido sino como un funcionamiento en salud. La RESFO se apoya en tal modelo de funcionamiento. Por consiguiente no presenta peligro. Además, no es más que una información que se presenta a las células que la aceptan o rechazan, igual ocurre ante la transferencia hereditaria del estado epigenético de los padres.
 
Una ayuda terapéutica sin dolor ¿por qué?
 
Simplemente porque en el curso de la sesión, el paciente no percibe más que el contacto del pulgar del practicante depositado delicadamente sobre su piel. Los estímulos utilizados no son otra cosa que transparencias de color montadas sobre marcos de caucho, puestas sobre la ropa de la persona, o acercadas a su piel sin tocarla

 

Dr.Claude Piro - Marzo 2013